¿Por qué no me embarazo?, ¿Qué es la infertilidad?, ¿Cuándo debemos consultar?

Si estás interesada en concebir y crees que puedes tener infertilidad este artículo es para ti. Bueno, y si no la tienes, y quieres saber más del tema también.


Para comenzar, se considera que una pareja es infértil si luego de un año de buscar un embarazo no obtienes resultados. Es importante destacar que el diagnostico es de la pareja, no de los miembros por separado hasta que exista alguna causa identificada; si es que logra encontrarse. Se estima que un 15 % de las parejas padece infertilidad, y en un 30% de ellas, pese a todos los avances diagnósticos, no logra descubrirse la causa.


Si con tu pareja ha pasado ya un año o más y sigues sin tener resultados es aconsejable acudir a un profesional.



¿Cuales son las causas de la infertilidad?

Existen causas masculinas, femeninas y combinadas.


Factores mixtos

Hay varios agentes que interfieren en la fertilidad y que pueden afectar a ambos sexos:

  • Estrés o ansiedad. Ya sea laboral o de otra índole.

  • Adicciones a las drogas o al tabaco. Está comprobado que el tabaco puede causar infertilidad, principalmente por daño a los ovulos y espermios.

  • El sobrepeso y la obesidad: Ambos están en franco aumento en todo el mundo y afectan tanto la fertilidad como los tratamientos de reproducción asistida (además de un embarazo en caso de que logre conseguirse). Puede ser una ingesta insuficiente para el requerimiento.

  • Edad. A medida que avanzan los años diversos factores reducen la fertilidad, especialmente en las mujeres. Hay que destacar que puede existir infertilidad sin haberse establecido totalmente la menopausia, y que a veces ésta puede ser precoz y llegar antes de lo esperado. En el hombre la edad también influye sobre la fertilidad, pero a edades mayores que en la mujer.

Factores femeninos

  • Factores uterinos: Distorsiones anatomicas que incluyen a los miomas uterinos, polipos endometriales, sinequias (cicatrices) o malformaciones congenitas

  • Factor Tubario: La trompa de falopio comunica el ovario con el utero y es indispensable para la fecundación. El daño de las trompas posterior a una infección (generalmente de transmisión sexual) es la causa mas frecuente.

  • Factor ovulatorio: Si no ovulas, durante ese ciclo menstrual no eres fertil. Existen condiciones en las cuales la ausencia de ovulación (anaovulación) puede ser cronica. Las principales causas de anaovulación son hormonales (Sindrome de ovario poliquistico, hipotiroidismo, trastornos de la prolactina, anorexia) pero también pueden influir otros factores como el estrés, bajo peso y exceso de actividad fisica. Debes sospechar esta causa si presentas alteraciones menstruales.

  • Factores cervicales: Distorsiones anatomicas en el cuello del utero impediran el correcto paso de los espermios a la cavidad uterina.


Factores masculinos

  • Falla en la producción de espermios: Por causas hormonales (a nivel central o directamente en el testiculo), o geneticas

  • Alteración el transporte de los espermios: obstrucción de las vias seminales congenitas o como consecuencia de alguna infección o cirugia

  • Factores externos, infecciosos o ambientales: Exceso de temperatura testicular, varicocele, inflamación los cuales afectan directamente caracteristicas de los espermios como su velocidad y morfología.


¿Cuándo consultar al especialista?

Cómo hemos visto esta patología afecta a la pareja, por lo tanto la evaluación debe ser en conjunto y no de los miembros por separado. Si no se ha cumplido un año, no es necesario consultar antes al medico, a expeción de algunas condiones:

  • Mujeres con 35 años o más: Deben consultar a los 6 meses

  • Antecedente de alguna patología directamente relacionada con infertilidad o haber sido tratados previamente con la misma o anterior pareja

  • Mujeres con ciclos menstruales irregulares o ausencia de reglas


¿En qué consiste la evaluación inicial?

Se construye la historia clínica con los antecedentes de salud general, familiares y sexuales de ambos; además de precisar específicamente el historial ginecológico, obstétrico de la mujer y urológico del hombre.

Debes informar la frecuencia con la que están teniendo relaciones sexuales. Es importante que cuentes si presentas o sospechas de padecer algún tipo de disfunción sexual.

Se realizará un examen físico y ginecológico. El medico calculará el indice de masa corporal (IMC) de ambos a fin de determinar el estado nutricional.


¿Cómo se inicia el estudio de infertilidad?

  • Además de tener al día los controles preventivos y de enfermedades de transmisión sexual, la mujer debe tener su papanicolau y dependiendo de la edad, una mamografía.

  • Los estudios en la mujer incluyen un perfil hormonal y la medición de la reserva ovárica a través de la hormona antimulleriana y el conteo de foliculos antrales. Esto ultimo se logra a través de una ecografía transvaginal, que también permitirá evaluar la anatomía uterina. Finalmente debe confirmarse que las trompas se encuentren permeables, a través de la histerosalpingografía

  • En el caso del hombre el examen inicial es el espermiograma o seminograma, el cual a través de una muestra de semen permite evaluar parámetros como la movilidad, morfología y adecuada cantidad de espermios. En caso de existir antecedentes o sospecha de patología urológica u hormonal, el medico puede complementar el estudio a través de una ecografía testicular, estudios hormonales y genéticos.



¿Qué sucede si no encontramos una causa de infertilidad?

Hasta en un tercio de las parejas se obtienen estudios normales. A esto se le denomina infertilidad de causa desconocida.

El especialista, dependiendo de otros factores como la edad, podría ofrecerte de todas formas un tratamiento de reproducción asistida. Se debe evaluar caso a caso.


¿En qué consisten los tratamientos para la infertilidad?

Una vez completado el estudio, y ya teniendo un diagnostico claro, el medico te ofrecerá un tratamiento, que podría ser desde una corrección medica o quirúrgica si es que presentan alguna patología corregible; o ir directamente a un tratamiento de reproducción asistida.

Con respecto a las diferentes técnicas de reproducción asistida profundizaremos en futuros artículos, sin embargo a modo de generalidad podemos decir que se dividen en dos tipos de acuerdo a su complejidad:

  • Tratamientos de baja complejidad: Incluye la inseminación intrauterina (con semen de la pareja o de donante) y la inducción de la ovulación con coito dirigido.

  • Tratamientos de alta complejidad: Incluye la fecundación in vitro, ya sea con ovulos y semen propios o de donante.

178 vistas1 comentario

COMENTARIOS

  • Twitter
  • Instagram
  • linkedin
  • researchgate

CONTACTO

© Proudly created with Wix.com